icono-sumario ‘No quiero que la gente me vea diferente a mis compañeros, yo vuelvo para estar a mi mejor nivel, lo que pasó ya quedó en su día. Hoy es un día nuevo y el toro no sabe quien eres ni qué llevas detrás, hay que venir con el nivel que se exige y así será’

icono-sumario ‘Este campeonato nos da mucha más importancia, nos pone en valor

 Javier Santander en la plaza de toros de Zaragoza I ÁLVARO MARTÍNlinea-punteada-firma1

SERGIO RECUERO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

‘Soy un privilegiado por estar anunciado en San Isidro’ nos dice Javier Santander. El que cuenta en su haber con doce temporadas compitiendo con la élite del recorte se enfrenta este domingo a algo más que un concurso de recortadores. Javier se enfrenta a su destino, aquel que un toro de El Estoque estuvo apunto de arrebatarle la noche del 26 de agosto hasta que llegó a las manos del equipo del Doctor Joaquín Olmeda.

Llegan por primera vez los recortadores a la feria de San Isidro, y lo hacen con un campeonato que se extenderá a tres competiciones matinales en formato eliminatorio. ‘Este campeonato nos da mucha más importancia, nos pone en valor, además se espera que en estas fechas vaya más tipo de público, no solo el habitual al festejo popular, si no el habitual a los festejos de Madrid’.

Toros de Pereira Lupi y desencajonamiento previo de la corrida de Lagunajanda:

Para este domingo esta reseñado un encierro de seis toros de D. José Samuel Pereira Lupi, con encaste Murube y un trapío apto para la categoría del evento. ‘He tenido la oportunidad de recortar en otra ocasión un toro de este hierro y fue un toro con mucho fondo, mucha movilidad y nobleza. Pienso que para nuestra tauromaquia van servir mucho’ nos señala el argandeño.

Una gran novedad es, que como antesala de la competición, se desencajonarán públicamente en el ruedo los toros de la ganadería de Lagunajanda que serán lidiados el martes 16 por Juan del Álamo, Fortes y Román. Un motivo más para el aficionado.

‘Le dí mucha verdad a la suerte y en el último momento el toro no metió la cara’

Y si para los doce participantes es una responsabilidad mayor el pisar el albero de la primera plaza del mundo, para Javier esta responsabilidad es doble. ‘Afronto un año más el reto de competir al mejor nivel, es una temporada para mi muy especial ya que el año pasado mi temporada acabó un 26 de agosto en San Sebastián de los Reyes‘. Aquella noche le toco a él. Era la tercera ronda de su grupo. ‘Yo confié mucho en el toro por que estaba haciendo las cosas bien, le dí mucha verdad a la suerte y en el último momento el toro no metió la cara y me echó al aire, en el suelo en el primer derrote fue cuando me pinchó en el pecho, después vino la paliza y en el último derrote me acabo de destrozar’.

Con la voz firme, nos cuenta que en ningún momento perdió la consciencia y que recuerda todo lo sucedido, ‘Cuando estaba en el suelo me sentía sin fuerzas, estaba derrotado, y no podía ni levantarme. Tenía un dolor muy fuerte en el pecho y en cuanto me eché la mano vi que no paraba de sangrar, no tenía respiración y sentí que por ahí se escapaba’.

‘Yo sabía desde el minuto uno que iba a volver a una plaza de toros y quería que fuese en algún sitio especial’

Afirma que no guarda ningún recuerdo amargo, ‘Me duele por que vi sufrir a la gente que me quiere’. La recuperación ha sido larga y muy dura, en manos de especialistas durante más de seis meses, lo tenía muy claro, ‘Yo sabía desde el minuto uno que iba a volver a una plaza de toros y quería que fuese en algún sitio especial, que lo sintiera y como Madrid no hay nada, es un marco incomparable. Tengo una responsabilidad bajo mi concepto y mi manera de sentir que pienso que Madrid es el sitio’ asegura Santander.

El madrileño ha pasado un invierno prácticamente en el campo, en su finca Las Arroyadas, entrenando, cogiendo el sitio para este año, ‘El campo es lo que realmente me hace feliz’. Convencido de que todo lo pasado, pasado está, finaliza asegurando que: ‘No quiero que la gente me vea diferente a mis compañeros, yo vuelvo para estar a mi mejor nivel, lo que pasó ya quedó en su día. Hoy es un día nuevo y el toro no sabe quien eres ni qué llevas detrás, hay que venir con el nivel que se exige y así será’.